Trufas de chocolate y Pedro Ximénez

Estándar

Trufas, esos pedacitos de chocolate de forma irregular que se derriten en cuanto los metes en la boca.
Se trata de un dulce híper sencillo que seguro que has hecho muchas veces pero sin saberlo. Ya verás.

Las trufas no son más que ganache de chocolate con una proporción de chocolate mayor y una pequeña cantidad de mantequilla, que al irse enfriando puedes hacer porciones y darles forma. Y seguro que ganache ya habéis hecho unas cuantas veces, ¿no?

No hay que confundir estas trufas con las que venden en pastelerías que son una bola de crema de chocolate cubierta de fideos de chocolate. A mí personalmente esas me encantaban de niño, y siempre que pasaba por la Puerta del Sol con mi madre le pedía una de la Mallorquina (recuerdo que costaban 100 pesetas) y me pringaba los morros al comérmela.

Pero hoy no os pringaréis los morros. Os pringaréis las manos al hacerlas, y es uno de los placeres que conlleva esta receta, ¡jajaja!

Vamos a ello.

trufas2

Ingredientes

250 g chocolate negro 

200 g chocolate con leche

80 ml nata líquida para montar (35% grasa)

40 g mantequilla

50 ml Pedro Ximénez

Una cucharada de azúcar moreno (no pasa nada por usar azúcar blanco)

100 g chocolate blanco (opcional)

Cacao en polvo para decorar

 

Preparación

Troceamos bien el chocolate negro y el chocolate con leche en un cuenco.

Ponemos en un cazo el azúcar, la mantequilla y la nata y calentamos hasta que empiece a hervir. Una vez rompa a hervir vaciamos el cazo sobre el chocolate y esperamos medio minuto. Pasado ese tiempo removemos bien. Al principio parece que no va a salir, pero pronto empieza a formarse la ganache. Nos aseguramos de que no queda ningún grumo y añadimos el Pedro Ximénez, removiendo hasta integrarlo bien. Dejamos enfriar.

Según va enfriando vemos cómo espesa (si vemos que no espesa lo suficiente podemos derretir más chocolate y añadírselo) y cuando tenga consistencia suficiente como para coger porciones nos preparamos una bandeja con papel de horno y empezamos a sacar “bolas” con dos cucharas. No os preocupéis porque no tienen que quedar perfectas ni mucho menos. Una vez terminemos esto metemos la bandeja en el frigorífico o, incluso, en el congelador durante un ratito para que terminen de endurecerse. Cuando las saquemos viene la hora de darles la forma que queramos y pringarnos las manos haciéndolo.

Ahora las podemos bañar en chocolate blanco (con lo que iría bien volver a enfriarlas) o cubrir con cacao en polvo o lo que se os ocurra. Yo las bañé parcialmente en chocolate blanco y luego las cubrí en cacao.

trufas1

Y listo. Era fácil, ¿verdad?

Se tarda poco, se ensucia poco y no se enciende el horno, así que ya estáis tardando.

trufas4

A pleasure,

David

 

Anuncios

Un comentario en “Trufas de chocolate y Pedro Ximénez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s