Para volver a Noviembre haría falta una máquina del tiempo. ¿Usamos la TARDIS? ó ¿Cómo hacer una TARDIS cake?

Estándar


¡Hola!
Cinco, cinco meses han pasado desde que empezó esto. Lo inicié con muchas ganas pero tuve que dejarlo morir de repente un par de semanas después.
El problema fue que empecé por fin a trabajar y mi tiempo desapareció. Horarios nocturnos, turnos demenciales y pocas ganas de hacer cosas cuando llegaban los esperados días libres. Todo un “aborigen” como diría Soraya.
Ahora parece que los turnos se han normalizado un poco y vuelvo a tener vida asi que estoy deseando sacar esto a flote y que lo podáis ver y disfrutar.

Así que la vuelta tenía que ser un poco más especial, y dado que en noviembre hice una tarta bastante especial vamos a pensar que no ha pasado el tiempo y volver al 23 de noviembre de 2013, día que una de las series más longevas y, a su vez, una de mis favoritas cumplía 50 años.
Hablo de Doctor Who, la ficción británica sobre un alienígena antropomorfo que vive aventuras en su TARDIS, su máquina del tiempo.
La BBC celebró el medio siglo de esta serie con un episodio especial que todo el mundo esperaba con ansia.
Esta tarta fue mi pequeño homenaje, y hoy os explico paso a paso cómo la hice.

Es la tarta más planificada que he hecho nunca, la TARDIS es una cabina de madera y quería que la tarta tuviera esa misma forma arquitectónica, y me daba mucho miedo que el fondant se deformara y se chafara por el propio peso del bizcocho así que decidí usar pasta de goma (que al secar queda rígida con lo cual es más fácil hacer algo arquitectónico).

Primero empecé sacando unos esquemas de todas las piezas que iba a necesitar, y ahí comprendí que esta tarta iba a ser realmente una maqueta rellena de bizcocho.

planos tartis-06

Una vez impresos hice planchas de pasta de goma de 1mm para las paredes y del grosor que necesitaba para cortar las otras piezas.

1

Una vez cortadas todas las piezas dejé que secaran para poder armar las que necesitaba y empezar a pintar con colorante alimentario azul.

5

Dejé que se secara bien durante un par de días.

Ya tenía todas las piezas. Había llegado el momento de hacer el bizcocho y el frosting. En este caso usé un “blue” velvet y un frosting de crema de queso. Lo cual fue un pequeño error, ya que el red velvet es muy bonito, pero el colorante azul con el chocolate no casan muy bien, y al salir del horno tenía un bizcocho color pantano que no era muy apetecible a la vista. Estaba muy bueno, eso sí. 😛

bizcocho Una vez montada la torre con cuidado de que quede lo mas alineada y vertical posible (recordad que partimos de unas piezas ya cortadas, todo tiene que encajar lo mejor posible), lo ponemos sobre la base y vamos añadiendo las paredes, pilares y techo

pilares

Ya sólo faltan pequeños detalles como los carteles, el medallón y la linternita de arriba.detalle

 

Después de todo esto viene lo realmente difícil y escalofriante: ¡llevarla a casa del amigo donde vi el capitulo especial de Doctor Who!

Lo esencial al hacer una tarta es ser consciente de que le vas a clavar un cuchillo después y que todas las horas de trabajo desaparecen en un ratito, pero merece la pena.

UnknownGracias a @samueldam por su foto.

Y esto es todo, espero que no vuelvan a pasar seis meses para que sepáis de mí.

A pleasure,

David

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s